lunes, 25 de noviembre de 2013

Capítulo 64

03 de Agosto
23:36. ¡Uf! la visita a la Sala Ercilla estuvo espectacular. Aprovechamos de hablar con papá de lo de la librería. Me confidenció que estaba muy preocupado. Las ventas no aumentan y según lo que ha escuchado muchos están cediendo frente a la presión y han pensando vender por lo que les ofrezcan.
-          Prefieren eso, antes de seguir peleando y perder pan y pedazo.
-          ¿Y qué es lo que desea usted papá?
-    No sé hijita… esa librería tiene toda la historia de mi familia. Me duele abandonarla, pero toda esta situación es muy tensa. Yo estoy viejo y tú tienes tantos problemas con ese ricachón del Mollins.
-          Pero no vea ese tema, papá. Esto se solucionará. Yo lo apoyaré en lo que desee hacer. No soy buena para arrancar de las batallas tampoco.
-          Pero tu hermano mayor me aconseja evaluar lo de la venta…
-          Le repito la pregunta ¿qué es lo que desea usted papá?
-          Yo no quiero perder la librería.
-          Entonces, eso será. A mi hermano lo atrinco yo, no se preocupe.
Cuando llegué al departamento llamé a Claudio y le dije que no le insistiera a papá por la venta de la librería.
-          Pero Gabi, va a perder todo.
-          Bueno – le dije ya enrabiada – que pierda todo, pero déjalo que de la pelea. No le impidas luchar por lo que tanto ama. Para ti es fácil decirle que venda, cuando no has pasado un día completo en la librería. No sabes como se siente papá, y no sabes lo que siento yo tampoco.
-          No seas bocona, Gabriela. De niños pasábamos en esa librería todo el día, yo también le tengo cariño. Pero la salud de papá… ¡HEY MANOLO BÁJATE DE ESA SILLA! – manolo es uno de mis revoltosos sobrinos – disculpa, ¿qué mamá no ha conversado nada contigo de la salud de papá?
-          Si, pero mamá no me dijo que lo convenciera para vender la librería. Mamá me pidió que lo ayudara en todo el conflicto.
-          Pero la mamá no sabe…
-          ¿Qué? ¿qué? – dije aniñadamente - ¿Qué me vas a decir? ¿qué mamá no tiene idea? ¿qué te crees que porque eres abogado la mamá no sabe lo que tiene que decirnos?
-          No, Gabi… no he querido decir nada de eso… - dijo un poco avergonzado.
-          La mamá sabe lo que siente papá… y tu no deberías tirar tus estudios por sobre las emociones de ellos. Deberías respetarlos. Papá no quiere perder la librería, la mamá lo apoya y nosotros como hijos debemos estar detrás… no te pagaron los estudios toda tu mocosa vida para que le tires los cartones en su cara. Lo mínimo que debes hacer, Claudio, es aconsejarlos y nada más…
-          Pero sabes que todo esto puede ser un error…
-          Bueno… quizás lo sea… pero deja a papá que salga con la cabeza en alto y que cuando muera diga que se la jugó por entero por lo que amó. Será una lección hasta para tus propios nietos… tener un par de abuelos aperrados como nuestros padres.
Claudio me prometió no volver a molestarlo con lo de la venta, pero dijo que le expondría su parecer para que a futuro no dijéramos que no nos advirtió. Estuve de acuerdo con su postura.
Luego llamé a Alfonso y a Claudia para saber cómo iban todos los preparativos para la tertulia. Estaban felices, se habían logrado contactar con varios ex compañeros y algunas personas involucradas en el mundo literario confirmarían ese fin de semana su asistencia.
¡Oh! Que cansada me siento… creo que me iré a dormir…

04 de Agosto
23:59. El día de trabajo fue normal, plano. He estado capacitando a Daniela que ya sabe todo. Cada cierto tanto, la veo desaparecer y descubro que está conversando con Jeremy en su puesto. Mm… debe estar informándole lo que yo le digo. Mm…
Carla me ha invitado a una fiesta para este fin de semana, le dije que lo pensaría. Es obvio que no iré.
A eso de las 22:00 encendí la tele y me puse a hace zapping. En los canales que dan farándula volvieron a hablar sobre el esperado cumpleaños de Arturo Mollins. Esta situación lo pone muy tenso. Yo lo noto molesto y huraño.
Cuando llegó apagué la tele, y me puse a leer una vieja revista de ciencia. Estaba leyendo un reportaje sobre la meditación. Aristóteles dice que la contemplación ayuda a encontrar la felicidad. Estoy pensando en tomar un curso de yoga… o hacerme una lobotomía sino me resulta la ancestral disciplina oriental. Estaba en el sillón tomándome un tazón de chocolate con algo de malicia, cuando se sentó y me quedó mirando fijamente.
-          ¿Qué? – pregunté con cara de persecución.
-          Nada – respondió divertido – ¿no te gusta que te miré?
-          No, me pone nerviosa. Imagino que se me cayó un diente o que me ha crecido una enorme verruga en la nariz. Aparte que es mala educación mirar a la gente así ¿lo sabías?
-          No – dijo riéndose -, mis sobrinos te han invitado a su casa…
-          ¡Ah! – dije carraspeando – me siento muy honrada, pero diles que cuando me dejen de decir que soy tu novia quizás asista… además soy muy exigente con las invitaciones. Me gusta la torta de selva negra acompañada de leche con chocolate… y ahora que lo recuerdo este fin de semana he invitado a la cenicienta a que me ayude con la limpieza de mi habitación. Traerá donas para la once…
-          Ok… ¿y eso te molestaría?
-          Qué cosa… ¿las donas? Para nada… pienso comprar unas dos docenas…
-         Ser mi novia - me interrumpió. De pronto me fui a negro, quedando sin pensamientos en mi cabeza.
-          Ee… mm… no digas eso… - dije confusa. Me comenzaron a arder las orejas.
-          ¿Por qué? Es una pregunta nada más…
-          Yo no puedo ser tu novia…
-          ¿Por qué? ¿Por qué soy tú archi enemigo? – preguntó entretenido por la encerrona que me acababa de hacer.
-          Si… entre otras razones…
-          ¿Cómo cuales?
-          Ee… mm… No te conozco lo suficiente, por ejemplo...
-          Ese no es problema, pregunta lo que desees… te escucho - dijo arreglándose el chaquetón y llevándose una mano hasta sus labios. Yo estaba con la cabeza vacía.
-          Ee… no se me ocurre nada… - murmuré.
-          Bueno… si me permites, a mí se me ocurre algo para preguntarte. Quiero saber qué me faltaría a mí para que pueda convertirme en tu novio - a Arturo Mollins no le faltaba nada para ser novio de nadie. Era perfecto… emm… no debí pensar eso…
-          Mm… ee… ¿tener una cuenta corriente menos abultada? – mamá tenía razón, a veces hablaba mucha burrada junta.
-          ¡Ah!... ok… eso está complicado, pero podríamos hacer algo. Puedo vender alguna de mis empresas y dar el dinero a la caridad ¿eso me convertiría en tu novio?
-          Mm… no lo sé… no sé cómo te gustan las mujeres. No sé si soy tu tipo, no sé qué te gusta físicamente… no sé…
-          Encuentro muy atractivas las mujeres de cabello negro y largo. Ojalá que sean pequeñas, astutas y divertidas. Me gusta que mis sobrinos la inviten a su casa. Que tengan vida propia, que sufran por amor, pero que no pierdan la cabeza. Al menos no del todo. Que me den masajes que me hagan perderme entre sus manos. Me gusta cuando ponen su cabeza en mi hombro, y me dejan acariciarlas y protegerlas. Me gusta llegar al departamento y que me reciba con una sonrisa que me haga olvidar todo mal momento… adoro sentir esa necesidad de verla, de estar cerca de ella, de escucharla reír, hablar, respirar. Me dan ganas de partirle la cara a cualquier idiota que se atreva a herirla, sobre todo cuando sé que yo la haría cada día la mujer más feliz del mundo… Pero, sin duda, me gusta mucho más cuando le estoy declarando mis sentimientos y se comienza a sonrojar quedando totalmente muda…. ¿Eso me acercaría a convertirme en tu novio, Gabriela? - mi corazón latía de una forma tan poco usual que creí que se me saldría por la boca.
-          No lo sé - dije con un hilo de voz –… me tengo que ir a dormir… yo… ee… esta conversación me ha mareado un poco…
-          ¿Sabes lo que estoy tratando de decirte, verdad? Que tu…
-          Esto… esto no está bien… - dije mientras me aprontaba a salir huyendo.
-          Por qué… por qué no está bien… por qué no está bien que tú me gu…
-          Porque… porque tú eres tú, y yo soy esta… yo… - lo interrumpí. Mis neuronas estaban haciendo una pésima sinapsis. La confusión en mi cuerpo era espantosa.
-          Gabriela… - dijo poniéndose rápidamente de pie. Una de sus manos acarició mi hombro y suavemente me hizo girar hasta que quedamos frente a frente. Con su otra mano me levantó el mentón, instintivamente cerré los ojos. – Gabriela... si tan solo me permitieras… - Debo haber tenido la cara fucsia de la vergüenza. Arturo me acarició los labios con su dedo pulgar… yo no me atrevía mirarlo, no me atrevía ni a respirar. Tenía un nudo en el estómago. No, qué digo, ¡yo era un nudo completo!
Cuando me metí en la habitación… seguía en shock.
Si a Arturo Mollins le gustaban tantas cosas de una mujer, era asombrosamente interesante que todas esas situaciones se parecieran a hechos que han pasado entre nosotros…
Peor aún… si todo eso había sido una declaración… mm… ¡Oh, cielos! ¡Oh, demonios! había sido la declaración de amor más formidablemente hermosa que había recibido en toda mi desgraciada vida amorosa… y si eso era así… ¡¡¿¿POR QUE DIABLOS NO ME BESÓ??!!
***************************
Siguiente entrega: MARTES.
No olvides unirte a nuestra página en Facebook. Con solo dar "Clic" en el botón "Me gusta" podrás ser parte de ella y compartir con muchas lectoras más de "La peor de todas" 
https://www.facebook.com/Yiyilapeor

11 comentarios:

  1. Gabrielaaaaaaaaaaaaaaa, porque no te mereces que te llame Yiyi.... me matas, revivo y me vuelves a matar. pero me encanta que me acompañes en mi desayuno de lunes a jueves. Si aceptas mi humilde opinión creo que AM no te besó porque es un caballero y te respeta tanto que no haría nada sin tu consentimiento, eso es todo. Niña no le heches tanta cabeza y date una oportunidad!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Aaahhhhhhhh me encanto, cada vez se pone mejor jajajaj es muy divertido. Besos de desde Argentina

    ResponderEliminar
  3. Dioooooooooossssss por finnnn!!!!! Yiyi, no te estreses... dejate llevar!!! jajajajaja que bella declaración!!! te la comiste con este capitulo Gabriela! ayer dijiste que estaba ganando el mas fome pero creo que en definitiva te quedaste con el mejor!!! me necanta que AM esté ya dando sus pasitos agigantados! que bello como expresó todo!!! se pone emocionante la cosa...

    ResponderEliminar
  4. OMG!!! Creo que estoy tan muda como Yiyi. No que don Jefe Supremo no decia palabras bonitas? Te juro que lei y me figure la cancion de la que no soñe jamas... asi tal cual!
    Awwww que lindo es el amor. Y no se porque tengo la sospecha que Jeremy va a terminar liado con la tal Daniela... tal para cual.

    ResponderEliminar
  5. omg omg omg porqueeeeeeeeeeeee no la beso !!!! me va a dar algo..por suerte aca en holanda hace un frio de muerte sino ya me hubiera quemado por dios que cap...esperando que manana lleque bien rapido ;-p besotesss Yiyi

    ResponderEliminar
  6. Estuvo mas q genial de todas maneras, amo a AM es encantador aaaaaaaawwwwwww lo amo de verdad yiyi eres afortunadisima.
    Ojala q te despabiles pronto

    ResponderEliminar
  7. esta es mas huevona que una puerta, esta es mas huevona que una puerta, esta es mas huevona que una puerta.... Ay YIYIIIIII!!!! si me van a salir canas verdes, moradas y de todos colores en la cabeza!!!, vamos arturitoooo!!! VO DALE!

    ResponderEliminar
  8. Ah...me lo como, no puede ser tan lindooo!!! Quiero a un AM en mi vida.!!! Yiyiiii, despertate lindaaaa y AM espero que le des ese besazooo. Gabriela te pasaste!!!! Hoy no tenía internet y estaba desesperada por leer este capítulo. Yiyi, me acompaña todos los días en mi desayuno. La adoro!

    ResponderEliminar
  9. Por Dios que hermoso !!!!!!!!!!!!!!!!
    QUE PALABRAS MAS DULCES !!!
    Se me saltaron las lagrimas con esa declaracion de amor, la verdad es que SI, ACEPTO SER TU NOVIA ARTURO MOLLINS :D

    ResponderEliminar
  10. El mejor capítulo que he leído, genial, que emoción, que declaración de amor más dulce, divino Arturo

    ResponderEliminar